BIENVENIDO AL KIOSCO DE LOS AÑOS 60 Y 70... 80 :)

AMIGOS DEL KIOSKO...

...

Este sitio está libre de comercio, no hay anuncios, no se compra, no se vende. Es sin ánimo de lucro, solo es un trabajo para poder rememorar una memoria colectiva de aquellos objetos de la niñez en el periodo de los años 60 hasta los 80. Un blog nostálgico, sin ánimo de ser nocivo para la salud.

8/1/2009

RECUERDOS DULCES, DULCES RECUERDOS...

Una entrada sin imágenes… triste… no, huérfana tampoco… una entrada para buscar en tu más recóndito pensamiento el recuerdo infantil de los sabores y los olores.

Hablemos de golosinas que junto con mí amiga Lola del Cafetín hemos recordado y rescatado a la memoria Kiosquera.

No todos los recordarán, pero merece la pena si lo hace uno o dos lectores del kiosko.

Vendían unos pequeños caramelos en forma cilíndrica y marcados con unas líneas, envueltos en diferentes papeles que semejaban al colacao, la lechera… distintas marcas... etc. Eran caramelos con sabor del que escogías si pelabas un caramelo con el mismo dibujo del bote de leche condensada de La lechera… tenia su mismo sabor y si pelabas uno con el dibujo del bote de colacao era de color chocolate y sabor a colacao… muy buenos. He!! Lola.

Vendían en kioscos unas cajitas amarillas con unos dibujos de granos de café y dentro pequeños granos de café de caramelos…

Vendían unas pequeñas bolsitas, de arroz inflado y garrapiñados muy buenos también.

Vendían unas pastillas (de burra) en un tubo de plástico transparente que yo nunca sabia a que sabían…

Vendían una regaliz enrollada y en el centro una pastillita colorada (malísima) dentro de una bolsita. Podías elegir la regaliz roja o la negra.

Vendían unas galletitas de chocolate y muy crujientes con envoltorio rojo.

Vendian unos pastelitos pequeños como de merengue montado y bañado de chocolate que se le llamaba. Bomba!.

Que dulce era el kiosco… busca ahora en tus más recónditos recuerdos estos sabores y si los encuentras no dejes de avisarme.

NOTA: Si no hay foto en esta entrada es porque los productos son perecederos… y no está el Horno para Bollos…je, je.